El exquisito escuadrón de IWC que tienes que conocer

Spitfire es la nueva línea de la casa relojera, que presenta cuatro sofisticados guardatiempos inspirados en el histórico avión caza británico de la Segunda Guerra Mundial.

El nuevo escuadrón de Relojes de Aviador de IWC es uno de los más poderosos en la historia de la marca de Schaffhausen, que fabricó su primer guardatiempo de este tipo en 1936, una belleza con caja de acero, esfera negra y grandes numerales que ofrecía máxima legibilidad y fiabilidad en las condiciones más difíciles. A ese modelo le siguieron el Gran Reloj de Aviador de 1940, hecho para la Fuerza Aérea Alemana y que medía 55 mm de diámetro (nuevamente para asegurar la legibilidad) y el legendario Mark 11 de 1948, que fue usado por los pilotos de la Real Fuerza Aérea Británica.

Cabe recordar que, en esa época, los relojes mecánicos como los de IWC eran un instrumento de navegación indispensable, pues permitían registrar el tiempo transcurrido y calcular la distancia, los recorridos o el combustible consumido, entre otras cosas. Por eso tenían que ser muy precisos y fáciles de consultar. Hoy aún pueden ser usados de este modo, pero sobre todo son piezas con una estética masculina irresistible y una conexión emocional con la historia.

En tendencia


En 2019, IWC enriquece esta tradición con la línea Spitfire, un tributo al avión caza británico más famoso de la Segunda Guerra Mundial, que jugó un papel fundamental para impedir que los nazis invadieran la isla en la batalla de Inglaterra de 1940. Era una aeronave que se destacaba por su maniobrabilidad incluso a grandes velocidades o en cambios abruptos de dirección

El homenaje a este héroe de los cielos incluye el Reloj de Aviador Cronógrafo Spitfire, disponible en dos versiones, ambas de 41 mm de diámetro: una con caja de acero inoxidable, esfera negra y correa de tejido verde, y otra -muy en tendencia con caja de bronce, esfera verde oliva y correa de piel de becerro marrón. Su movimiento es el calibre 69380 de cuerda automática, producido en la manufactura de IWC en Schaffhausen, que garantiza 46 horas de reserva de marcha. Además de desplegar un totalizador de 30 minutos y otro de 12 horas, cuenta con pequeño segundero e indicación de día y fecha, y con función de parada de horas y minutos.

Como todos los modelos Spitfire, tiene una caja interna de hierro dulce que protege el mecanismo de los campos magnéticos que afectan la precisión. Al igual que el triángulo con dos puntos de las 12 que facilita la lectura de la hora en cualquier posición, esta característica es una herencia de los relojes de aviador históricos.

Tiempo perpetuo


Otro lanzamiento es el Gran Reloj de Aviador Calendario Perpetuo Spitfire, una edición limitada a 250 unidades con caja de bronce, esfera verde oliva, agujas chapadas en oro y correa de piel de becerro marrón. Su diámetro es de 46.2 mm y tiene una corona tipo cebolla, inspirada en los guardatiempos del pasado, que puede manipularse fácilmente incluso con guantes de piloto. En este caso, su movimiento es el calibre 52615 de cuerda automática, producido internamente, que ofrece siete días de reserva de marcha, cantidad muy generosa para un reloj capaz de mostrar el día, la fecha, el mes y los años bisiestos, sin necesidad de corrección hasta 2100. También tiene un indicador lunar doble para los hemisferios Norte y Sur que solo requiere un ajuste de un día cada 577.5 años. El mecanismo se puede apreciar a través del fondo de cristal de zafiro de la caja

En coordinación con el planeta


Un tercer modelo, muy útil para los viajeros, es el Reloj de Aviador UTC Spitfire Edición “MJ21” con caja de 41 mm de bronce, esfera verde oliva y correa de piel de becerro marrón. Es la primera vez que IWC incluyeT la función UTC (Tiempo Universal Coordinado) en un reloj, con un segundo huso horario que se despliega en la ventana curva de las 12. Esta edición limitada a 271 unidades funciona con el movimiento calibre 82710 automático, con 60 horas de reserva de marcha y fabricado in house por IWC.

Para un vuelo histórico

Por su parte, el Reloj de Aviador Timezoner Spitfire Edición “The Longest Flight” tiene un origen apasionante, pues está dedicado al proyecto “Silver Spitfire-The Longest Flight”, cuyo patrocinador principal es IWC. Con esta iniciativa, los pilotos británicos Steve Boultbee Brooks y Matt Jones emprenderán, en agosto próximo, un viaje de más de 43,000 kilómetros en un avión Spitfire fabricado en 1943 y puesto en condiciones para el recorrido. Entre otras cosas, todas sus partes fueron pulidas a mano con un procedimiento especial para darles un aspecto plateado. Así, durante unos cuatro meses, unos 30 países recibirán la visita del Silver Spitfire en una expedición que ha sido bautizada como “The Longest Flight”.

Steve y Matt tomarán turnos en el monoplaza en los 100 segmentos en los que estará dividida la travesía, porque su autonomía de vuelo es de 750 kilómetros y no tiene tanques de combustible de reserva. Pero detrás hay un equipo de 14 especialistas que ha trabajado más de dos años en restaurar el Spitfire MJ271. Cada una de las piezas –como los 80,000 remaches de la aeronave fue desmontada y, de ser necesario, sustituida. En su muñeca llevarán un Reloj de Aviador Timezoner Spitfire Edición “The Longest Flight”, una edición limitada a 250 unidades con caja de 46 mm de acero inoxidable, esfera negra y correa de tejido verde. Tiene la función patentada Timezoner, que permite fijar un huso horario diferente con solo rotar el bisel. Además de los dos husos horarios, indica la fecha. Su movimiento es el calibre 82670 de cuerda automática, que ofrece 60 horas de reserva de marcha.